Cómo cuidar tu máquina de afeitar

Cómo cuidar su máquina de afeitar

Cómo cuidar tu máquina de afeitar
Algunos modelos de máquinas de las Series de Braun incluyen un dispositivo de limpieza Clean&Renew™. Sólo tienes que pulsar un botón para limpiar, secar y recargar tu maquinilla de forma automática. Fácil y completamente higiénico.

Deja que se limpie automáticamente
Algunos modelos de máquinas de las Series de Braun incluyen un dispositivo de limpieza Clean&Renew™. Sólo tienes que pulsar un botón para limpiar, secar y recargar tu maquinilla de forma automática. Fácil y completamente higiénico.

Lávala con agua caliente
Casi todas las máquinas de afeitar Braun pueden lavarse fácil y rápidamente con agua caliente. La limpieza puede mejorarse usando un poco de jabón. Y otro consejo: para proporcionar a tu máquinilla un cuidado óptimo, deberás añadir de vez en cuando unas gotas de lubricante al bloque de cuchillas.

Límpiala con el cepillo
Una vez que hayas retirado el cabezal de las hojas, podrás limpiar el bloque fácilmente con el cepillo. Cuando hayas acabado, enciende la máquinilla durante dos o tres segundos. Atención: no limpies nunca la hoja de afeitar con el cepillo.

Límpiala con el spray de limpieza
El spray limpiador mantiene la máquina bien limpia, eliminando los restos de sebo. Tras aplicar el spray en las hojas de afeitar, es fácil retirar los residuos empapados.

Para obtener unos resultados perfectos, sustituye las hojas de afeitar cada 18 meses
Depués de 18 meses tu máquinilla habrás afeitado una superficie equivalente a la de un campo de futbol, así que ya es hora de sustituir la lámina y el bloque de cuchillas para volver a obtener unos resultados perfectos. Como la lámina y bloque de cuchillas funcionan como las tijeras, su desgaste es inevitable tras proporcionar resultados perfectos durante tanto tiempo.